Creada en 2003 HUMANET LTDA

 

EDITORIAL

HUMANET LTDA

Los Aportes de Benedicto XVI en su viaje a Brasil
El Papa llama a la Iglesia en América Latina a centrarse en la Fe, no en las ideologías
"La Iglesia no hace proselitismo. La religión católica es fe en Dios amor. No es una ideología política, ni un movimiento social, como tampoco un sistema económico: es la fe en Dios amor, encarnado, muerto y resucitado en Jesucristo, el auténtico fundamento de esta esperanza que produjo frutos tan magníficos desde la primera evangelización hasta hoy". BENEDICTO XVI

El Papa en la sesión inauguralAPARECIDA, 13 May. 07 / 03:37 pm (ACI).- Durante la inauguración de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, el Papa Benedicto XVI hizo un llamado a centrar la vida de la Iglesia en la Fe en Jesucristo y sus consecuencias, y no en las ideologías o proyectos terrenos.

En el que podría ser el discurso más extenso de su pontificado, el Santo Padre pasó revista a los principales desafíos, así como las prioridades pastorales que estudiarán los obispos de América Latina y el Caribe en la asamblea histórica que se lleva a cabo en Aparecida, Brasil; y que concluirá el 31 de mayo con un documento pastoral.

El Santo Padre enfatizó en su extensa conferencia, en la que hizo una pausa para oír el canto del himno pontificio, que "el encuentro con Cristo en la Eucaristía suscita el compromiso de la evangelización y el impulso a la solidaridad; despierta en el cristiano el fuerte deseo de anunciar el Evangelio y testimoniarlo en la sociedad para que sea más justa y humana".

En contraste, el Pontífice advirtió que "tanto el capitalismo como el marxismo prometieron encontrar el camino para la creación de estructuras justas y afirmaron que éstas, una vez establecidas, funcionarían por sí mismas; afirmaron que no sólo no habrían tenido necesidad de una precedente moralidad individual, sino que ellas fomentarían la moralidad común".

"Y esta promesa ideológica –agregó– se ha demostrado que es falsa. Los hechos lo ponen de manifiesto".

Benedicto XVI enfatizó además que "el trabajo político no es competencia inmediata de la Iglesia", y que "la Iglesia es abogada de la justicia y de los pobres, precisamente al no identificarse con los políticos ni con los intereses de partido".

Luego de plantear las prioridades pastorales –la formación en la fe, la familia, el sacerdocio, la vida consagrada, las vocaciones, la pastoral juvenil– el Pontífice concluyó implorando "de modo especial a Nuestra Señora – bajo la advocación de Guadalupe, Patrona de América, y de Aparecida, Patrona de Brasil– que os acompañe en vuestra hermosa y exigente labor pastoral. A ella confío el Pueblo de Dios en esta etapa del tercer Milenio cristiano. A ella le pido también que guíe los trabajos y reflexiones de esta Conferencia General, y que bendiga con abundantes dones a los queridos pueblos de este Continente".

 

En la visita del Papa benedicto XVI a Brasil , el Presidente Lula destacó su convicción de cristiano y la seguridad de que la Iglesia juega un papel fundamental para el fortalecimiento de la familia y los valores.

“¡Cuántos vientos de doctrina hemos conocido durante estos últimos decenios!, ¡cuántas corrientes ideológicas!, ¡cuántas modas de pensamiento!... La pequeña barca del pensamiento de muchos cristianos ha sido zarandeada a menudo por estas olas, llevada de un extremo al otro: del marxismo al liberalismo, hasta el libertinaje; del colectivismo hasta el individualismo radical; del ateísmo a un vago misticismo religioso; del agnosticismo al sincretismo, etc. Cada día nacen nuevas sectas y se realiza lo que dice San Pablo sobre el engaño de los hombres, sobre la astucia que tiende a inducir a error (cf Ef 4,14). A quien tiene una fe clara, según el Credo de la Iglesia, a menudo se le aplica la etiqueta de fundamentalista. Mientras que el relativismo, es decir, dejarse llevar a la deriva por cualquier viento de doctrina, parece ser la única actitud adecuada en los tiempos actuales. Se va constituyendo una dictadura del relativismo que no reconoce nada como definitivo y que deja como última medida sólo el propio yo y sus antojos”.
BENEDICTO XVI
 
 

SI USTED ES USUARIO DE LOS PROGRAMAS MULTIMEDIA DE LA EDITORIAL HUMANET, TAMBIÉN PUEDE CONSULTAR LA ENCICLOPEDIA MULTIMEDIA HUMANET POR INTERNET